RELATOS DE MIS AMIGOS CLIENTES

RELATO DE MI AMIGO TOMAS:

Me llamo Tomás, soy cazador desde niño, siento la caza como algo fundamental en mi vida. Disfruto de la naturaleza en compañía de mis perros, a los que considero amigos. He tenido Bracos, Pointer y Pachones Navarros, perros de gran porte, fortaleza física e indiscutibles cualidades para la caza de la perdiz.

Vivo en Tenerife, tierra de contrastes y terrenos abruptos, donde el arte de la caza depende casi fundamentalmente de la labor del perro. Abatir una pieza a perro parado aquí es un deleite.

En Canarias son muy comunes los  Podencos Canarios, perros de talla media, de cuerpo  alargado, musculoso y de pecho profundo. Son, exclusivamente, perros conejeros y nunca se han usado para la caza de la perdiz, y es por lo que nunca pensé en ellos como compañeros de caza. Sin embargo, hace poco más de un año, mi atención se centró en una raza común a ésta, el Podenco Andaluz.

La búsqueda de información y credenciales del mismo me llenaron la cabeza de nuevas ilusiones. Descubrí que el Podenco andaluz es un animal que por su olfato y su desarrollado instinto cazador es capaz de afrontar con total éxito, desde la búsqueda del conejo en los zarzales, hasta el duro agarre del jabalí, pasando por el cobro de patos en el agua. Si a esta capacidad le añadimos la agilidad y resistencia extraordinaria que lo caracterizan nos encontramos ante un animal excepcional mente dotado para la caza.

No lo dudé, quería emprender una nueva etapa en mi vida como cazador y fue en el criadero Los Arcabuceros donde encontré a mi nueva amiga y compañera de batallas: Mica. Fue amor a primera vista, sentimiento mutuo que desde entonces hasta hoy ha ido creciendo. El buen amigo Francisco, sólo me conocía de hablar por teléfono, pero sin embargo, supo elegir, entre todos aquellos preciosos cachorros, a la perfecta podenca para mí.

Mica, pequeña, como su nombre indica, es de gran inteligencia, nobleza, sociabilidad y siempre está alerta. De carácter vivo y equilibrado, muy cariñosa, sumisa y leal. Todo ello le confiere una gran capacidad para el adiestramiento, el cual en los primeros meses, pareció difícil, pero luego tornó en fácil y placentero.

Es una perra nacida para cazar, con un excelente olfato y muy resistente a la fatiga, no se amedrenta ante nada, metódica y rápida en la búsqueda, con un batir alegre tras la pieza, siendo una excelente cobradora de pelo y pluma. Nunca pensé, que este tipo de perros pudiera darme tantas satisfacciones, es capaz de mostrar durante varios minutos ante el rastro de una perdiz, así como de hacer una muestra a patrón, como si del mejor Pointer se tratase.

GALGOS O PODENCOS.

FABULA DE TOMÁS DE IRIARTE

LOS DOS CONEJOS

Por entre unas matas,

seguido de perros,

-no diré corría-,

volaba un conejo.

De su madriguera

salió un compañero,

y le dijo: “Tente[10],

amigo; ¿qué es esto?”

“¿ Qué ha de ser?” –responde-;

sin aliento llego…

Dos pícaros galgos[11]

me vienen siguiendo.”

“Sí -replica el otro-,

por allí los veo…

Pero no son galgos.”

“¿Pues qué son?” “Podencos[12].”

“¿Qué? ¿Podencos dices?

Sí, como mi abuelo.

Galgos y muy galgos,

bien visto los tengo.”

“Son podencos, vaya,

que no entiendes de eso.”

”Son galgos, te digo.”

”Digo que podencos.”

En esta disputa,

llegando los perros

pillan descuidados

a mis dos conejos.

Los que por cuestiones

de poco momento

dejan lo que importa,

llévense este ejemplo.

 

 

 

RELATO DE MI AMIGO NACHO:

Hola Paco; buenas tardes, comentarte que estamos muy contentos, encantados, con las dos perritas. Son inteligentes y muy listas. Han causado sensación desde el primer día, en la familia. Con decirte que las meten en el txoko, (sitio donde se quema leña en invierno y comemos en ocasiones en verano). Excepto una perra, ningún otro perro se ha dejado entrar al txoko y mira que ha habido perros en esta casa.

En temas de caza;

La VENTU; Me ha sorprendido gratamente. Caza a viento, como un auténtico pointer, mostrando la caza a perro parado.Caza a la mano desde el primer día. Se alza sobre las patas traseras, para otear el horizonte, ja,ja,ja ect… La lleva mi hermano que se ha encaprichado de ella.

La FLECHA; No tiene miedo a las alturas, carece de vértigo. Levanta los txaparros en el aire. No se le resiste nada. Es una auténtica máquina.

El último día de caza de perdiz salvaje, levantó cinco perdices de las matas(txaparros), osea en cinco ocasiones. Hice cupo y ya no disparé más. Las levantó en una zona que estaba cazada. La ratita como yo a veces la llamo cariñosamente, me dejó alucinado. Decirte que teníamos 5 días de perdiz, el primero no pude cazar por trabajo, dos días no se han cazado por nieblas, el cuarto solo se pudo cazar 2 horas, el último ya entero.

Ha esta perrita, estoy intentanto que caze a la mano. El collar eléctrico, voy a evitar ponérselo.

Las vamos a llevar, a un coto de caza sembrada (a perdiz). No soy partidario… Pero es lo que hay.

Lástima que haya tan poca caza.

Ya no te cuento nada más que tú no sepas….. Tan solo unas pinceladas, de estas dos joyas. VENTU y FLECHA.

Saludos, Natxo.

 

528total visits,3visits today